El Profundo Maine, 30 de Junio 2013

Despojándote de todo aquello material: casa, coche, móvil que te aferraba a tu ciudad natal, Madrid y ver el mundo con otros ojos, más desnudos y ligera de posesiones, sólo con tu mochila y tu cámara fotográfica allí te encontrabas en el Mt. Katahdin.

El Appalachian Trail, La Ruta de Los Apalaches o simplemente, el “A.T.”es reconocido como uno de los caminos más largos y continuados del mundo que pasa por catorce estados del este de Estados Unidos, unos 3.500 kilómetros (2.179 millas) desde Maine a Georgia. La Cordillera de los Apalaches ostenta el honor de ser la más antigua del planeta.

Alvar Núñez Cabeza de Vaca, el explorador español conocido como el que puso el nombre “Apalaches” tras sus aventuras documentadas de esa región.  Apalache quiere decir, en una de las lenguas nativas americanas, “the people on the other side” o “la gente del otro lado”. En homenaje a él y por razones cartográficas Kevin tomó el nombre Cow’s Head o Cabeza de Vaca como su alias a lo largo del A.T.

Y  Sonia, nativa de Madrid, con número 41 de calzado, toma el nombre de “Chulapa” en honor a la ciudad de los Gatos.

12 de Julio 2013

Doce días inmersa en los bosques más profundos de Maine sin ningún contacto con la civilización urbana,  cruzando ríos, alcanzando la cima de las montañas, luchando contra  la tropa de los enemigos los mosquitos,  durmiendo en shelters (refugios), cargando una mochila de 20 kilos, despertándote a las cuatro y media de las madrugada y estirando los músculos agarrotados del día anterior por el esfuerzo realizado de conseguir hacer 17 kilómetros, roncando antes de la puesta de sol y por fin  llegas al pueblo de Monson. ¡OOOH Monson! ¡Cuánto te he soñado! Has completado 160 kms (100 millas). Es la primera vez que estas en Estados Unidos. Te quedas fascinada de la naturaleza de Maine y muda también. Apenas hablas con los otros Thru-hikers. ¡Estas agotada! Sueñas con Monson y un día de descanso. ¿Qué dirán de ti? ¿La española rara?

23 de Julio 2013

La primera lluvia torrencial del camino y sin ningún refugio hasta el primer pueblo. Caminas sin parar y sin ningún pensamiento profundo para no pensar que estás calada hasta los huesos. Llegas al cruce de carreteras. Tu cámara es lo único que se mantiene seco. Un local de la zona te ofrece su hospitalidad. ¡Andover! ¡Oh Andover! Es sólo poner tu nombre en el pensamiento y nombrarlo repetidas veces que ya imaginas que es un pueblo muy grande, con muchas tiendas, saludos sin parar. ¡Oh Andover! ¡Qué grande eres! Andover aún conserva las típicas plazas o “greens” con su tómbola  en el centro del pueblo, con un supermercado, un restaurante y una gasolinera.  Por fin, una conversación con los locales. Te sientes más cercana a esa tierra.

SONIA: ¿Siiii?

KEVIN: Si queremos llegar a Gorham el día 29 de Julio tendríamos que hacer  13 millas hoy y 12 millas mañana.

SONIA: ¡Uff!

KEVIN: Si queremos un día de descanso en el pueblo.

SONIA: ¡Siempre lo mismo! Cuando el terreno es fácil más millas y    cuando es difícil menos millas.

KEVIN: Soni, mañana va a ser un día muy duro.

29 de Julio 2013

Cumples el primer mes del camino. Objetivo cumplido.  Llegas al Hostal del pueblo de Gorham. Estómago vacío, mochila escuálida igual que tu compañero de viaje que ya empieza a mirarte como carne de hamburguesa. ¡Oh Gorham! ¡Qué grande eres! Sacias tu estomago, devoras sobras que otros hikers han dejado, repites menú dos veces. Haces una pausa, vomitas. Y por si no vuelves a darte un festín como este lo celebras con un helado de chocolate y tú vainilla; tamaño grande.

1 de Agosto 2013

Entras en el White Mountain National Forest. Las montañas más abruptas de Nueva Inglaterra. Estás codo con codo con la gente de Boston y Nueva York.

Te han hablado del Monte Washington desde tu primer día en el A.T. Es el segundo pico más alto de los Apalaches 6.288ft (1916m). Te han dicho que sufrirás las condiciones más severas del mundo ya que es una zona con fuertes vientos. Te han dicho que en 1934, en su observatorio meteorológico se registraron los vientos más fuertes medidos en el planeta (372 km/h)

También te han dicho que puede que los refugios estén llenos de gente de Nueva York y Boston y tengas que dormir en refugios de emergencia. Te han hablado del “Dungeon” o mazmorra como el peor sitio para dormir.

Es pequeño, sucio, huele mal. ¡Uff! Has pasado una noche en el Dungeon y es verdad todo lo que te han dicho.

6 de Agosto 2013

Has visto un “MOOSE” (alce) en New Hampshire.  Difíciles de ver. Tienen fama de ser muy agresivos. Sentís la presencia el uno del otro y os paráis en seco. Esperas inmóvil a ver que hace. Comienza a mover sus patas  con ritmo lento y tú haces lo mismo, con tus patitas, en sentido contrario, claro. Y cada vez más deprisa. ¡Uff, qué respiro! Impresionante pero que miedo. Nunca has visto un bicho tan grande tan de cerca. Te quedaste paralizada. No moviste ni un dedo ni para hacer una foto.

16 de Agosto 2013

Te gusta Vermont. Tiene muchas granjas, establos y bosques. Te recuerda a otros tiempos.

Empiezas a disfrutar del camino porque hasta ahora era un continuo esfuerzo y una lucha constante contigo misma. Ya no tienes las rocas ni los bruscos cambios de desnivel de Maine y New Hampshire. El terreno es generoso y avanzas más rápido.

Ahora estás haciendo  25 kilómetros diarios. Tu cuerpo empieza a estar en forma. Peroooooo….

Cuando no te duele el tobillo, te duele la rodilla y  cuando no te duele la espalda, te duele el brazo. Te han dicho que si el dolor cambia de sitio está bien y si se queda no tiene buena pinta.  Así que a relajarse en un shelter y disfrutar de la música tradicional saliendo de las cuerdas de un banjo.

30 de Agosto 2013

Estas a punto de llegar a Connecticut, la ciudad de tu compañero de viaje. Te encuentras baja de energías tanto físicas como psicológicas. Empiezas a preguntarte ¿Qué haces aquí? ¿Por qué estás aquí?  Por qué todos los hikers dicen que es “awesome” cuando tienes ampollas en los pies, unas botas con más agujeros que un colador, la ropa mojada, apenas comida, y encima dicen que es “awesome”. No lo entiendes. ¿Qué haces aquí? Y no estás haciendo el Camino de Santiago. Llevas 1166km recorridos. Si hubieses hecho el Camino de Santiago empezando en Roncesvalles (800kms) ya hubieses terminado hace unos veinte días. Pero estás en el A.T. y te quedan 2334 km (1444,50 millas)

Puedes decir que has hecho el camino de “New England”. Has pasado por todos sus estados. Has conocido gente maravillosa, pueblos de la América profunda, has vivido durante dos meses en los bosques,… ¡Qué más!  ¿Vuelves a España?

2 de Septiembre 2013

VUELVO, al Appalachain Trial y NO vuelvo a España. Han sido unos días de meditación y sobre todo de descanso que era lo que necesitaba.  Muchas charlas con Cow´s Head, muchas conversaciones de cómo enfrentarse a la segunda etapa. Aunque sigo pensando que cuando me duele la rodilla no puedo decir que es “awesome”. Cuantas veces he oído decir “awesome” (genial, maravilloso) cuando la situación no es tan divertida. Está cayendo el diluvio Universal, tu ropa empapada, una niebla espesa que no ves más allá de un metro de distancia y escucho el eco de “but it is awesome”.

Y volvemos al km 1187 (milla 741.9) del A.T.

5 de Septiembre 2013

Desde lo alto del Black Mountain diviso el Skyline de New York justo en el momento en que el sol se está poniendo y  sus rayos se reflejan en los cristales de los rascacielos más altos. Es lo más cerca que estoy de Manhattan, a unos 60 kms

13 de Septiembre 2013

Ya hemos visto nuestro primer oso negro. Le ponemos el nombre de Cristobal.

25 de Septiembre 2013

A lo largo del camino se pasa por muchas ciudades y pueblos. Es una gran oportunidad para sentir la esencia de aquellos pueblos que en su momento tuvieron su época de esplendor.

En los años ’50 y ’60 hubo una elevación del nivel de vida de la clase trabajadora. Los precios de los coches eran asequibles y la gasolina tenía precios muy bajos.  También empezaron a construirse casas al borde de la carretera con sus emblemáticos Diner con asientos y taburetes de poli-piel.

Hoy en día cada vez se ven menos y están desapareciendo imponiéndose las grandes cadenas de fast food pero cada vez se ven más en España. En Pensylvania con la foto de Ronal Reagan como actor en aquella época y otra foto de una de las primeras actrices de Walt Disney.

 KEVIN: Mañana va a ser un día muy duro.

SONIA: ¿Siiii?

KEVIN: Sí.  Si queremos llegar a Harpers Ferry el día 28, tendríamos que hacer 20 millas hoy y  18 millas mañana.

SONIA: ¡Uff!

KEVIN: Si queremos un día de descanso en un pueblo.

SONIA: ¡Siempre es lo mismo! Cuando el terreno es fácil más millas y cuando es difícil menos millas.

KEVIN: Sonia, mañana va a ser un día muy duro.

1 de Octubre 2013

Nos acaban de prestar unos ángeles del camino un BMW. Cow´s Head ha sufrido una acidez de estómago. Vamos a la farmacia. Unas pastillitas y que la próxima vez modere el consumo de refrescos.

7 de Octubre 2013

CLOSED (cerrado)

El gobierno de  Estados Unidos ha cerrado parcialmente y el Parque Nacional de Shenandoah en Virginia está cerrado al público.

¿Qué hacemos? No podemos saltarnos 105 millas, justo las que cruzan el sendero del A.T. por todo el parque. Durante siete días escuchando el silencio, guardando y colgando nuestra comida; nuestro gran tesoro para que los 17 osos que hemos visto en Shenendoah no acecharan nuestra morada, evitando ser vistos por el oso grande, los Rangers, en el cruce de carreteras. Contando a cuenta gotas el número de thru-hikers por el parque.

Hemos llegado a completar un maratón en las montañas de Shenandoah, 45 kilómetros en un día. Muy cansados y con las mochilas muy ligeras salimos por la puerta grande del Shenandoah.

25 Octubre 2013

La ciudad me abruma

El camino me relaja

La sencillez me despoja de todo

Siento la naturaleza

Es mi casa

Me siento libre

SÁBADO, 30 NOVIEMBRE 2013

We did it! ¡Lo hicimos! ¡Lo completamos! ¡Llegamos! El vacío que siento en mi interior es más fuerte que el sentimiento de alegría por ser la primera española en completar el Appalachian Trial. Ahora sí que vuelvo a quedarme muda. Siento como si fuera a perder lo que me ha estado acompañando durante cinco meses, el silencio, el ruido de las hojas al caer de los árboles,  la magnitud del bosque, las miradas ocultas de los animales,…