ENCONTRAR UN SITIO TRANQUILO EN DAR ES SALAAM

ENCONTRAR UN SITIO TRANQUILO EN DAR ES SALAAM

En Msasani bay, Dar es Salaam  hay un lugar de recreo muy concurrido.

Este pequeño espacio en la bahía de Msasani es muy agitado pero al mismo tiempo es uno de los lugares de Dar es Salaam que aún se respira un poco de tranquilidad, de calma frente al caos de la gran ciudad.

 

¿Qué puedes ver en este rinconcito de Msasani?

Puedes ver faenando a los pescadores en sus barcas o un gran barco atracado casi a la orilla del mar que sirve de casa a muchos pescadores.

Puedes ver a gente sacando arena del mar en cubos de plástico con la intención de buscar lombrices que luego utilizarán para los anzuelos.

Puedes ver una especie de pequeños peces que son secados al aire libre en lonas de plástico.

Puedes ver como los niños se bañan cerca de la zona de recreo donde los adultos se relajan a la sombra del gran baobab.

También gente jugando al futbol. Hay una gran explanada donde se disputan ligas de futbol.

También puedes ver a gente que recoge botellas de plástico que luego venderán y que desgraciadamente el mar ha tragado.

pescadores, Msasani bay

 

 

el pescado ya está vendido, Tanzania

 Concienciarse

Qué de importante es cuidar el océano, el mar.

Es vida para los seres vivos que viven en él y es vida para los seres humanos. Es increíble toda la basura que el mar arrastra. En Dar es Salaam, África, hay asociaciones sin ánimo de lucro que se dedican al mantenimiento de las playas pero aún así no es suficiente. Debemos de ser más conscientes de consumir menos cantidad de productos envasados y usar lo menos posible los plásticos. Ya que los grandes dignatarios no se ponen en serio con esto seamos nosotros los que digamos “NO”, no quiero bolsa, “NO”, no quiero que me lo de envuelto, “NO”.

 

 

TANZANIA: TREN DESDE DAR A MWANZA

TANZANIA: TREN DESDE DAR A MWANZA

La primera vez que fui a la estación de tren en Dar es Salaam a comprar dos billetes de primera clase destino Mwanza me dijeron que estaba todo completo.

El señor que me atendió me dijo: – Completo, usted ha venido muy tarde estando en vísperas de Navidad.

Como no me rindo a la primera me fui a la otra estación de tren, “Tazara” para ver si quedaban plazas. No me importaba el destino lo que quería era viajar en tren. Aquí también obtuve un no como respuesta. Pero algo me dijo que la pregunta no era suficiente y que la paciencia era más importante. Observando a la gente local me di cuenta que ellos insistían en conseguir un billete aunque en un principio no hubiese plaza.

Al día siguiente decidí probar otra vez y llamé por teléfono a la estación de “Central Line”. Una persona muy amable me atendió y después de varias comunicaciones por teléfono con ella conseguí dos billetes en primera clase. Hasta que no tuve los billetes en mi mano, a cinco días de marcharme, no tuve la certeza de que era verdad.  No entiendo muy bien cual es el sistema de venta y reserva de billetes pero parece que la paciencia y dar con la persona adecuada es la clave de ello y se aplica tanto si eres extranjero o local.

Cruzando África

Main Line” cruza Áfríca central completando unos 1300 Kms. Hay acuerdos pendientes con Turquía para mejorar los trenes pero va despacio como el tren. Aún viajando en primera clase la comodidad se perdió en tiempos coloniales. El precio del billete: 75TSH que sería algo así como 30euros. El tren no ha experimentado cambios desde entonces. Bueno sí, para cerrar la ventanilla tienes que hacer tope con un palo de madera. Por la noche debe estar cerrada para protegerse de los ladrones. El ventilador acumula polvo desde tiempos inmemorables y ahora hace la función decorativa. Y el calor que se concentra cuando la ventanilla y la puerta está cerrada es como estar en una sauna sin poder respirar.

Pero a pesar de estos “inconvenientes” que por supuesto ya damos por sentando queriendo atravesar Tanzania el viaje se enriquece desde el primer momento que pisas la estación. No solamente es un medio de transporte si no que también el medio de vida para mucha gente. En la estación compramos pan de molde que es lo que más compraba la gente. Luego nos dimos cuenta que este pan aguanta mucho más que otros a temperaturas altas. También compramos litros de agua para un viaje de 36 horas aproximadamente.

Conocer Tanzania

Conocer  Tanzania a través de los diferentes paisajes que vas viendo : campos de cultivo, maíz, arroz,… En algunas partes muestra un terreno estéril pero en otras el color predominante es el verde.

Conocer Tanzania a través de las muchas paradas que hace el tren y tratar con los vendedores que ofrecen comida, miel de la zona, frutas locales, artículos de barro, de madera, de paja.

Conocer Tanzania es apreciar la diferente arquitectura de sus casas muchas de ellas construidas con materiales locales de bajo coste frente a otras con materiales más costosos.

Salimos el 17 de diciembre, domingo a las 16.00 horas y llegamos a la estación de Mwanza el 19, martes a las 11.00 de la mañana. Un total de 44horas. Por supuesto, que estaba entumecida y con ganas de estirar mis piernas pero ahora me sentía más cercana a ellos, los tanzanos.

ENCONTRAR UN BUEN TAPICERO EN DAR ES SALAAM

ENCONTRAR UN BUEN TAPICERO EN DAR ES SALAAM

Encontrar un buen tapicero, profesional de su oficio, como en todas partes del mundo es difícil. En África abundan los tapiceros que regentan una pequeña tienda o aquellos que tienen menos suerte exponen su trabajo en la misma calle.

tapicero profesional

Tapicero Hamisi

Entre Msasani y Namanga

Kimweri Ave (Enfrente de General Tyre)

 

¿Quién es Hamisi?

tapicero profesional

Hamisi es el propietario de un negocio de tapicería. Un oficio familiar que viene desempeñando desde hace más de veinte años. Tiene dos empleados fijos: Said y Jumanne.

Su trabajo

taburete

Desde el primer momento Hamisi me ha dejado entrar a su taller y orgulloso me ha mostrado como trabajan.

He visto como han tapizado sillas, taburetes, tapizados de automoción, han hecho fundas de terraza, cojines, mosquiteras,…

Herramienta básica

tapicero profesional

Con cuatro máquinas alemanas en no muy buenas condiciones han realizado unos acabados excepcionales. Hamisi me ha dicho que su próxima inversión será una máquina de coser con motor.

MI PRIMERA VEZ FUE EN TANZANIA

MI PRIMERA VEZ FUE EN TANZANIA

Mi primera vez fue en Tanzania y más concretamente en Dar es Salaam. Nunca imaginé que iba a descubrir estos deportes tan de cerca y en mis propias carnes.

DEPORTES 

Durante los tres meses que estuve en Dar me apunté a un equipo de “netball”, traducido literalmente al castellano “pelota de red”. Algo parecido al baloncesto pero donde las reglas del juego difieren bastante de las del baloncesto y las canastas son más pequeñas. Como me gusta practicar cualquier deporte que sea en equipo tengo que decir que me gustó mucho. Y a pesar de que me gusta sudar y descargar adrenalina aquí sude todo lo que mi cuerpo podía y más. Pero no porque mis huesos estén oxidados, bueno un poco pero les costaba moverse con naturalidad por la intensa humedad que apenas te dejar respirar.

Y seamos sinceros, había algo en este juego que no acababa de gustarme por completo. Finalmente me di cuenta que necesitaba algo con más energía y que no fuera en un sitio cerrado de un gimnasio.

Me apunté a rugbi, deporte que no había jugado nunca pero era justo lo que estaba buscando. ¡Fascinante! Un deporte de contacto y donde las reglas del juego son más simples de aprender rápidamente que el “netball”. Me gustó todo desde un principio, desde como tirar la pelota a cómo salir corriendo para llegar a la línea de fondo. La verdad que tiene algunos movimientos de cuando fui jugadora de balonmano y creo que por eso ayudo a que me gustará.

Y otro deporte que aunque es más estático la mente no para de trabajar. Mi primera vez fue en Dar es Salaam con “Scape room”. Un trabajo en equipo también y donde cada uno de los participantes tiene que poner los cinco sentidos bien despiertos y alerta ante cualquier imprevisto. Los minutos juegan un papel decisivo para conseguir la meta.

Y otra primera vez fue asistir a una función japonesa en el “Little Theater” en Dar es Salaam. Canciones y bailes de Okinawa con la compañía Chura. Nunca antes había asistido a una actuación de este tipo y tengo que decir que me fascinó desde el primer momento. Mi cara se quedó paralizada al igual que mis ojos dejaron de pestañear. No quería perder ni un solo movimiento, la elegancia con que movían sus cuerpos todos a un mismo ritmo. Una música que invitaba a la relajación y algunos momentos a la participación de ponerte a bailar. Una puesta escena muy sencilla pero con unos trajes tan espectaculares que vestían el decorado..

Y para finalizar con mi primera vez ha sido pasar las navidades en la estación de verano y con un clima tropical. Dar es Salaam en diciembre tiene unas temperaturas de 30ªC y una humedad de 81%. Estar lejos de tus seres queridos en fechas tan especiales se hace un poco pesado como el clima de aquí. Aunque cuando hace tanto calor y la ropa que llevas es tan ligera y las decoraciones navideñas que ponen en los comercios parece que no tenían otra cosa que poner, ¡es genial! Creo que no estamos en navidad y así no echo de menos a nadie.

 

Mi primera vez en Tanzania no ha estado nada mal.