Una mochila de montaña, una esterilla, un saco de dormir, tienda de campaña, bastones, botella de agua, bomba de agua, frontal, mechero, un hornillo, una cuchara, un cuchillo, ropa térmica, un jersey y un chaleco térmico, dos camisetas de manga corta, unos pantalones largos, una gorra para el sol, un velo mosquitero, dos pares de calcetines, unas chanclas y mis botas puestas, traje de baño, chubasquero, pantalón de lluvia, un botiquín, bolsa de aseo, un cuaderno, la guía, una novela y mi cámara fotográfica para capturar Otro Lado de América.
Desayunos: avena, granola, leche en polvo, café instantáneo, té, miel cristalizada. Snacks: variedad de frutos secos, barritas de granola con miel, limonada en polvo. Almuerzos: bagels ó tortillas con manteca de cacahuete, humus con queso, nutella. Cenas: frijoles con arroz en tortilla, cuscus, noodles, puré de patatas, chocolate en polvo.
Nuestra mochila pesaba entre 12 y 16 kilos cada una. La diferencia dependía del peso de la comida. Aproximadamente cuatro kilos de comida por persona para cuatro días. Compramos los alimentos de antemano al por mayor y los enviamos en cajas por correo. En total 30 cajas para 153 días de caminata cuyos destinos podían ser: oficinas de correos, hostales, albergues, centros de interpretación de Parques Naturales,…

El Sendero de los Apalaches es un sendero de 3500 kilómetros que atraviesa grandes parques y bosques nacionales, parques estatales e incluso propiedad privada recorriendo la cordillera más antigua del planeta, en el este de Estados Unidos. Durante cinco meses nuestra casa fue el Sendero pasando por 14 Estados y encontrando una geografía distinta en cada uno ellos.
Empezamos en el norte de Maine un 30 de Junio de 2013, el estado más bucólico, donde los ríos tienen presencia durante todo el trayecto. New Hampshire tiene mucha fama en la comunidad de los senderistas o “thru-hikers” por la dificultad superior de sus montañas, “Los Blancos”. A partir de Vermont los paisajes son pastorales y con grandes praderas. Y ya con Massachussetts empieza a ser un poco más llano. Connecticut, New York, New Jersey, Pennsylvania, Maryland y West Virginia. Y de nuevo altitudes hasta los 2000 metros con Virginia que continuarán hasta Georgia. En Virgina nos encontramos en pleno otoño pasando todo el mes de Octubre dentro de sus límites. En Tennessee y North Carolina caminamos por la zona fronteriza por un par de semanas y entramos a uno de los parques nacionales más conocidos, el “Great Smoky Mountains” y también muy popular por su gran población de osos. Y ya el último estado, Georgia. Llegamos a “Springer Mountain”, nuestra meta final, un 30 de Noviembre. ¡Nuestros pies estaban cansados!